Piedra de la transformación. La Malaquita

A la malaquita o “piedra que todos los males quita”, también se la conoce como la piedra curativa y ya desde tiempos ancestrales fue venerada por su gran cantidad de propiedades curativas.

En el Antiguo Egipto la usaban pulverizada para proteger los ojos de infecciones y alejar el mal de ojo. Fue la piedra predilecta de las clases altas egipcias por ser una de las más energéticas. La usaban para una mejor canalización de las energías hacia el planeta, incluso los faraones revestían el interior de sus tocados con malaquita porque pensaban que les ayudaba a gobernar mejor. Se empleaba para mejorar la visión tanto externa como interna y era muy apreciada en su uso cosmético.

malaquita-maquillaje-egipcio

Los romanos la utilizaban como amuleto para protegerse de los rayos, los accidentes y las caídas. Los griegos y romanos, entre otras civilizaciones, la ataban a los vientres de las embarazadas porque creían que controlaban y aliviaban los vómitos. Los árabes le atribuían el poder de la persuasión, creían que con ella podían convencer a cualquiera y así conseguir sus objetivos. Incluso hay una leyenda rusa que cuenta que si bebes de una copa hecha con malaquita, obtendrás la capacidad de entender el lenguaje de los animales. En la Edad Media se usaba para estimular la creatividad y ahuyentar las pesadillas  y en el Renacimiento pensaban que actuaba como anestésico. Durante siglos esta piedra fue la preferida de nobles y gobernantes, ya que creían que su brillo era el fiel reflejo de la inteligencia de su poseedor y favorecedora de su fortuna.  En la antigüedad se asociaba con la Diosa Juno. En Roma, sus seguidores llevaban una malaquita triangular sobre el pecho para evitar el mal de amor.

Algunos efectos conocidos de la Malaquita son:

  • Aliviar cualquier tipo de dolor. Absorbe el dolor y la energía de la zona enferma. Es importante limpiarla después de cada uso con un cuarzo blanco. Jamás debe ingerirse porque es tóxica.
  • Útil para tratar la diabetes llevándola a la altura de la cintura o en el bolsillo
  • Alivia el asma
  • Mitiga los calambres. También los menstruales
  • Facilita el parto
  • Alivia y reduce la artritis, fracturas, tumores, acidez de estómago
  • Actúa sobre páncreas, bazo, nervio óptico
  • Potencia el sistema inmunitario
  • Su vibración transmite calma. Es relajante y sedante. Si la malaquita viene con nosotros a la cama, alivia el insomnio.
  • Es una piedra de equilibrio. Ayuda a canalizar nuestra energía hacia un objetivo.
  • Favorece los negocios. Atrae a los clientes
  • Limpia y activa chakras. Especialmente influyente en el chakra corazón y en el de la garganta.
  • Colocada sobre el plexo solar facilita una profunda curación emocional liberando experiencias negativas y viejos traumas enquistados. Los saca a la superficie y nos deja volver a respirar profundamente proporcionándonos alivio y comprensión.
  • Limpia la contaminación electromagnética (tv, ordenadores, móviles…)
  • Alivia las alteraciones mentales
  • Combate la dislexia
  • Ayuda a la concentración
  • Es una piedra de transformación. Rompe con patrones antiguos y limitaciones. Rompe vínculos no deseados. Nos enseña a asumir nuestras responsabilidades sobre nuestras acciones, pensamientos y sentimientos.
  • Desarrolla la empatía hacia los demás, alivia la timidez y sustenta las amistades. Nos ayuda a crecer espiritualmente.
  • Conecta las energías espirituales con la tierra.Posee una fuerte afinidad con la Naturaleza sobretodo con el reino de las plantas
  • Purgante y espejo del subconsciente.

Para limpiar la malaquita y conservar su brillo la limpiaremos con unas gotitas de aceite  pero nunca limpiarla con sal ya que es extremadamente frágil. También podemos limpiarla con una infusión de salvia.

Se dice que cuando una malaquita se rompe, su portador está en peligro, por lo que debemos cuidarla y en caso de romperse estar muy atento a todos los factores y situaciones que puedan suponer un peligro real, físico, anímico o psicológico.

malaquita

Ella personifica el verde curativo oscuro de la Naturaleza y representa la belleza innata de las hierbas y las flores, árboles, raíces y plantas.  Manifiesta un verde oscuro que gobierna el plano material.  Es una piedra densa y opaca; absorbe la energía en lugar de emitirla.

Existe un gran movimiento y flujo de energía en los dibujos de la malaquita, líneas, círculos etc.  Cada piedra cuenta un mensaje según el mensaje que lleva en su dibujo único.  Meditando con ella, despertando su esencia en tu interior, podrás tener acceso al propósito de la Malaquita que tu tengas.

Puede usarse como bola de  cristal para acceder a otros mundos, internos o externos.  Viajar por sus lineas retorcidas libera la mente y estimula las imágenes.  Puede ayudar a recibir comprensiones del subconsciente o mensajes del futuro.

Ella es como un buen amigo, sincero y honrado; siempre te dirá la verdad sobre ti mismo y te ayudará a sacar a relucir lo desconocido e invisible para la mente consciente.  Por su habilidad en descubrir lo oculto, la Malaquita tiene fama de oráculo; cuando se usa, se lleva o se medita sobre la misma, la Malaquita arroja, muestra o refleja cuanto impida el crecimiento espiritual.

La malaquita siempre debe usarse con respeto y conocimiento de sus efectos purificadores.  Es una piedra de poder perfecta para la meditación pues ayuda a equilibrar y liberar los residuos que ella misma hace salir a la superficie.

¿Ya tenéis la vuestra?

Feliz finde brujeres

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s